Desarrollo Sostenible del CBPD

El Corredor Biológico Paso de la Danta (CBPD) representa una de las pocas fronteras de espacios silvestres en Costa Rica, y con ello, disfruta de una diversidad increíble de flora y fauna, hábitats y procesos ecológicos.  Es un área de gran extensión que ocupa el espacio entre dos de los parques nacionales más conocidos de Costa Rica – Corcovado y Manuel Antonio –El Paso de la Danta es, por derecho propio, digno de estudio y exploración.  Si se pretende que la región de Osa se conserve biológicamente sana, el corredor alberga la mayor promesa del servir a la Península como su póliza de seguro para su biodiversidad.

El trabajo de ASANA apoyó la conformación y consolidación del Consejo Local del Corredor Biológico Paso de la Danta.

El éxito de la gestión en un corredor biológico es el involucramiento de las comunidades, sus pobladores, las organizaciones y las instituciones públicas en la gestión y ejecución de proyectos y actividades que contribuyan en el cumplimiento del mantenimiento y mejora de la conectividad biológica, traducido en un consejo local representativo, informado, capacitado y basando sus labores en un plan estratégico.

Aunque la zona de trabajo está relativamente intacta y muestra recuperación de la cobertura forestal, existen varias amenazas que incluyen: la fragmentación, el desarrollo de infraestructura, la minería, y la cacería. Para mitigar estas amenazas, proponemos el siguiente objetivo general relacionado al área focal del GEF/PNUD – conservación de la biodiversidad: “Reducir la amenaza de fragmentación de hábitat y garantizar la cobertura boscosa en  el Corredor Biológico Paso de la Danta a través del fortalecimiento de la capacidad de autogestión de las comunidades de la zona para lograr un desarrollo sostenible.”  Nuestros objetivos específicos incluyen: Objetivo1: Formar y consolidar un consejo local que gestione el Corredor Biológico Paso de la Danta y Objetivo 2: Proporcionar a las comunidades del corredor Biológico Paso de la Danta la información que necesitan para valorar aún más la singularidad de la zona y motivarlos a tomar medidas para su conservación.

 

Presentación de la propuesta, Reserva de la Biosfera Savegre

Por ahí del año 2011, se da la convergencia de sueños y visiones sobre una gestión participativa de la cuenca del río Savegre, buscando un mecanismo a largo plazo que permitiera manejar de forma sostenible los recursos naturales contenidos en una cuenca tan importante por sus caracteristicas unicas de conservación, representatividad ecositemica y tal vez lo más importante, por las condiciones actuales, la cantidad y calidad del recurso hídrico.

En esa búsqueda de opciones, la primera condición fue no limitar de forma alguna el diario vivir de los habitantes de la cuenca, todo lo contrario, debía buscarse una estrategia que promoviera el desarrollo sostenible de las comunidades, garantizando así la conservación de los recursos naturales y culturales, calidad de vida y trabajo intersectorial.

Es aquí donde surge la idea de buscar la declaratoria de una reserva de biosfera, que se traduce en un reconocimiento internacional del territorio por sus esfuerzos en encontrar el equilibrio entre la conservación de la biodiversidad y el desarrollo socio-económico. La Reserva de Biosfera era ideal pues no impone limitaciones adicionales y contribuye a unir esfuerzos fuera y dentro de áreas silvestres protegidas, entre las comunidades, las organzaciones de base, organismos internacionales y las diferentes instituciones del Estado.

Una vez definida la estrategia a utilizar, la Asociación Amigos de la Naturaleza del Pacífico Central y Sur (ASANA) como organización interesada en garantizar la conservación y la conectividad ecosistémica del Corredor Biológico Paso de la Danta con la parte alta de la cordillera de Talamanca , con el apoyo de líderes locales como don Pablo Chacón y el comité MAB Costa Rica, , lidera el proceso que debe de seguirse para la designación e inicia un fuerte trabajo con las comunidades, gobiernos locales, áreas de conservación y otras organizaciones para generar y cumplir cada uno de los requisitos establecidos por el Programa Hombre y Biosfera (MAB por sus siglas en ingles) de la UNESCO para la designación de una Reserva de Biosfera.

La propuesta inicial solo incluía la cuenca del Río Savegre y la parte terrestre del Parque Nacional Manuel Antonio, incluyendo  parte de 3 cantones (Dota, Pérez Zeledón y Quepos) y un área de conservación (Pacifico Central, ACOPAC). Debido a la interpretación errónea de lo que implicaba una reserva de biosfera, se sufre un traspié y no logramos enviar la propuesta en el año 2011. Para el año 2013 se retoma el trabajo de informar y socializar los alcances de una reserva de biosfera además de construir una nueva propuesta. Logrando ampliar el territorio, los apoyos oficiales y además el visto bueno de diferentes grupos organizados como los consejos locales de los tres corredores biológicos que traslapan con la propuesta.

La propuesta final tiene un área total 312914 hectáreas (marinas y terrestres) en el pacífico central costarricense, incluyendo parte del territorio de 4 cantones (Dota, Tarrazú, Pérez Zeledón y Aguirre), 2 áreas de conservación (Pacifico Central y La Amistad Pacifico), un amplio mosaico de áreas silvestres protegidas  (Parque Nacional Manuel Antonio, Zona Protectora Cerro Nara, Refugio de Vida Silvestre Mixto Portalon, RVSM Hacienda Barú, Reserva Forestal Los Santos, Parque Nacional Quetzales, Reserva Biológica Cerro Vueltas), incluye 3 corredores biológicos (Paso de la Danta, Río Naranjo y Los Santos) y cuencas hidrográficas tan importantes como Río Paquita, Río Naranjo, Río Savegre y Río Barú. En cuanto a representatividad ecosistémica contiene 8 unidades fitogeografías (desde Paramos de Talamanca hasta llanuras de Parrita), con un rango altitudinal terrestre desde los 0 hasta los 3400 msnm en 48 km lineales. Algunas características especiales es su baja población, alta biodiversidad, calidad y cantidad de recurso hídrico y que las principales actividades económicas (turismo y agricultura) se basan en la riqueza de los paisajes presentes.  Los principales poblados son Quepos, Manuel Antonio, Matapalo y San Gerardo de Dota.

El 14 de junio del 2017 en la reunión del Comité Consultivo Internacional del Programa MaB de la UNESCO, se declara la Reserva de Biosfera Savegre y entró a la red mundial de reservas de biosfera y se convirtió en la cuarta reserva de biosfera para Costa Rica.

Nominacion Reserva de Biosfera Savegre

Descargar documento